Ganadería - Últimos análisis


La montanera del ibérico en Castilla y León se presenta con mucha bellota y pocos cerdos


Ciudad Rodrigo - 2012-11-02 14:05:15
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


El período de engorde del porcino ibérico a base de bellota, conocido como la montanera, se presenta este año con mucho fruto en las encinas, robles y alcornoques, aunque con una cuarta parte menos de cerdos, en relación a la campaña pasada.

Las dehesas del oeste de Salamanca es la zona de Castilla y León donde se concentra la mayor cría de ibérico de bellota y, a pesar de que las fincas presentan una gran cantidad de este fruto, los ganaderos han decidido rebajar el número de cabezas de engorde, debido a la crisis tan aguda que atraviesa este sector.

Muchos ganaderos han asegurado a EFE que los cerdos que engordan con bellota durante la montanera (entre octubre y finales de diciembre) apenas son rentables, debido al bajo precio de cotización.

Algunos ganaderos salmantinos no han cobrado los cerdos que la pasada campaña vendieron a los industriales, la mayoría de Guijuelo, y en la mayor parte de los casos han recibido el dinero después de ocho meses de espera.

El año pasado la cotización del cerdo ibérico de bellota, que suele tener un peso medio de 180 kilos, fue de 1,80 euros por kilo/vivo, motivo por el que los criadores no obtuvieron rentabilidad.

Muchos de los ganaderos del oeste de Salamanca consideran que la única fórmula para obtener rentabilidad es la elaboración directa del embutido.

Jesús Ángel Martín Pacheco, ganadero e industrial salmantino de Gallegos de Argañán ha explicado hoy a EFE que "este año ha sacado para engordar con bellota 500 cerdos" y entiende que "la única forma de hacerlo rentable es vendiendo directamente el embutido y los jamones".

Para Martín Pacheco, uno de los mayores problemas que se plantean en el sector es que el ibérico de intensivo (estabulado y alimentado sólo con pienso) está incluido en la Norma de Calidad del Sector Ibérico.

Jesús Ángel Martín, al igual que otros muchos ganaderos de ibérico salmantinos, ha considerado que la producción del ibérico de intensivo se tendría que excluir de la Norma del Ibérico, ya que "en China ya lo producen de igual manera y llegará un momento en que no podamos competir contra ellos".

Cándido Flores, ganadero de porcino de Ciudad Rodrigo que también comercializa sus embutidos y que cebará este año 450 animales, ha asegurado que uno de los problemas son las empresas que certifican si el cerdo es o no de bellota.

En su opinión, los ganaderos entienden que la entidad que certifique los animales debería de ser independiente y no cobrar por este servicio.

De media, una certificadora cobra al ganadero por cerdo analizado, para ver si es o no de bellota, en torno a los tres euros.

Cándido Flores también ha explicado que "hay mucha confusión entre los consumidores, que no tienen claro cuáles son los embutidos y jamones que, verdaderamente, son de bellota" y ha advertido de que aunque el cerdo sea ibérico no quiere decir que sea de bellota.

"En un jamón, si la pezuña está gastada, es que el animal ha estado en el campo y si está plana es que se ha alimentado en el interior de una jaula a base de pienso", ha argumentado Cándido Flores.

Aún así, los ganaderos de porcino, debido al descenso de oferta que habrá en el mercado, esperan que el sector se recupera y empiece a ser rentable, como lo era hasta 2006.

 

Carlos García