Ganadería - Últimos análisis


Experto destaca las oportunidades para la carne porcina en la España "rescatada"


Barcelona - 2012-11-07 15:47:15
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


Los ganaderos y la industria porcina tendrán posibilidades de desarrollo el próximo año pese a un escenario adverso: será un ejercicio "horroroso" en lo económico y el PIB "caerá más de lo previsto", pero estos alimentos -más baratos que otras carnes- podrán ganar mercado nacional e internacional.

Así lo ha explicado a Efeagro el vicerrector de Economía de la Universidad de Barcelona, Gonzalo Bernardos, antes de participar en la XVI edición del congreso anual de la patronal de comerciantes del porcino Ancoporc, que analiza la situación de este sector en un entorno cada vez más competitivo.

Bernardos opina que el rescate se producirá el próximo año, puesto que el Gobierno no tiene prisa ahora tras superar las necesidades de financiación actuales.

Y una vez rescatada, vincula esta decisión a bajadas de pensiones, despidos de empleados públicos y medidas que van a hacer que el PIB baje más de los previsto, con lo que todos los sectores se verán afectados pero algunos podrían verse favorecidos.

El porcino es un "refugio" porque es más barato que otras carnes en tiempos de crisis y quedará menos afectado, añade.

Ha recordado que el sector agroalimentario -ligado a la transformación de productos agrarios y ganaderos- tendrá a medio plazo unas amplias posibilidades de desarrollo por su capacidad real para sustituir a sectores afectados por la crisis como la construcción, aunque ahora "todo el mundo desprecia" como "motor de desarrollo" en tiempos de crisis.

Ha apuntado que el sector agroalimentario es el principal sector ya en países como Holanda o Dinamarca, y también se ha asentado como pilar fundamental en la economía de EEUU.

Por ejemplo, ha apuntado que en California se liga mucho con el Silicon Valley y las nuevas tecnologías, pese a que el primer sector en importancia es el agroalimentario -la elaboración de tomate-, por encima incluso del turismo.

Entre los retos para el porcino, recomienda diferenciación de la producción, mejora de la comercialización, combinar estrategia "low cost" con imagen de marca de calidad, ventas de más transformados frente a los graneles, valor añadido, integración vertical -desde producción de cereal a comercialización- e internacionalización.