PAC - General


Los agricultores españoles, en vilo ante la negociación del TTIP con EEUU


Madrid - 2016-02-22 16:29:02
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


El sector agrario español observa con inquietud las negociaciones que hoy retoman la Unión Europea (UE) y EEUU para un Tratado Transatlántico de Libre Comercio y Inversiones (TTIP), por considerar que amenaza la competitividad de producciones como las ganaderas.

Los representantes de la UE y EEUU celebran en Bruselas la duodécima ronda para avanzar posiciones con vistas al TTIP y, aunque en principio destacan otros sectores en la agenda de esta semana, los agricultores no bajan la guardia.

Fuentes de Cooperativas Agroalimentarias, y de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han manifestado a Efeagro que es necesario asegurar que no se pone en peligro el modelo de agricultura de la UE, si bien cada organización muestra distintos matices al expresar sus preocupaciones.

El director de Relaciones Internacionales de Cooperativas Agroalimentarias, Gabriel Trenzado, ha señalado que, al analizar estas conversaciones, "hay varias caras de la moneda", porque unos sectores se beneficiarían y otros saldrían perjudicados.

Trenzado ha mencionado las producciones mediterráneas -como hortofrutícolas- entre las que tendrían un potencial crecimiento, como resultado de una mayor apertura del mercado estadounidense y la eliminación de "barreras comerciales técnicas y fitosanitarias" que en la práctica bloquean las exportaciones.

Por el contrario, ha añadido, en ganadería perdería la UE, y por consiguiente, España, "segundo productor comunitario de carne".

A su juicio, otra cuestión muy importante es el reconocimiento, por parte de EEUU del sistema de denominaciones de origen que rige en la UE.

Por su parte, el director de Relaciones Internacionales de Asaja, Ignacio López, ha reconocido que la mayor preocupación está entre los ganaderos, por la diferencia importante de costes, y por ello reclama una calificación de "productos sensibles".

Dicha clasificación supone que la liberalización "no sea igual" para todos los productos, "ni de golpe", según López, quien ha explicado que en la negociación entre Bruselas y Washington no se ha llegado aún a ese punto.

En su opinión, un eventual TTIP beneficiaría a los envíos de materias primas de EEUU, pero en el caso de la UE hay un "margen amplio y puede ser positivo" para empresas y pymes dedicadas a elaborados como galletas, vino o jamones, si se consiguen eliminar barreras para la exportación.

Desde el comité ejecutivo de COAG, Andoni García ha expresado "gran preocupación" y "rechazo" al TTIP, porque supone una "desregulación muy grave" de los mercados y pone en riesgo el modelo europeo frente a otro tipo de producción "más agresiva".

En ese sentido, ha mencionado los temores acerca de la posibilidad de facilitar el acceso a la UE de los transgénicos, de carne tratada con hormonas o desinfectada con cloros.

García ha criticado el organismo de solución de diferencias ISDS, un tribuna de arbitraje que exigió EEUU en momentos de la negociación y que, según COAG, supone "defender los derechos de las empresas frente a políticas de los Gobiernos" y al interés público.

La organización agraria UPA ha remarcado que, tal y como se está planteando la negociación, el TTIP puede traer "más problemas que oportunidades" y, por ello, es necesario evitar que la agricultura se convierta en "moneda de cambio" para que la UE obtenga contrapartidas en industrias u otros sectores.

Fuentes de UPA han defendido la calidad del modelo europeo agroalimentario, basado en explotaciones "familiares", y han mostrado su oposición a la entrada de productos de la UE que no cumplan los mismos requisitos.

UPA ha pedido "especial atención a las barreras no comerciales y al nivel de apoyo a los agricultores", de forma que no haya "agravios" en las condiciones de competitividad de ambos bloques.

Publicidad
noticias
+
vistas