Tecnología - Sanidad Animal


Nuevo grupo para mejorar la recogida cadáveres de animales y las alertas sanitarias


Madrid - 2017-07-26 16:49:02
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


El sector ganadero cuenta desde hoy con un nuevo grupo operativo que, con el nombre de Mesrasa, quiere reducir el tiempo de reacción ante la aparición de brotes de enfermedades con la mejora de la logística de recogida de cadáveres y de los sistemas de detección temprana de brotes de enfermedades.

En un comunicado difundido por COAG, la organización agraria ha detallado que el grupo lo impulsan además el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Agroseguro, Molvidat, Francisco Barrueco SL, el Instituto de Investigación Agroalimentaria de Catalunya (IRTA) y la Universidad Autónoma de Barcelona.

Mesrasa presentará una propuesta durante el último trimestre de 2017, según COAG.

Ha precisado que Mesrasa utilizará como base modelos especializados en la monitorización y estudio de mortalidad ganadera que completará con sistemas de vigilancia sindrómica, similares a los desarrollados en el ámbito salud pública en la década de los 90, para contribuir a la mejora de la detección temprana de enfermedades epizoóticas.

COAG ha incidido en que permitirá obtener información en tiempo real, de forma automática y más fiable, que pueden contribuir a generar una alerta temprana y conseguir una mejora del tiempo de reacción ante un problema sanitario y la logística de la recogida de cadáveres de las explotaciones ganaderas.

Ha recordado que estudios previos, desarrollados en diversos países, muestran también que existe un potencial en datos clínicos registrados en la explotación o a lo largo de la cadena que posibilita el monitoreo continuo del estado de salud animal.

Por ello, el grupo busca establecer de forma complementaria un sistema de vigilancia sindrómica basado en la recolección y estudio continuo de datos digitalizados disponibles de buena parte de la población, que estén relacionados con el estado de salud y que precedan al diagnóstico en laboratorio.

Este sistema, desarrollado en la década de los 90 del siglo pasado para detectar de forma temprana actos de bioterrorismo, se convierte a su juicio en una buena herramienta ante los efectos de la globalización y el cambio climático, que hacen que el riesgo de propagación de enfermedades animales sea mucho más alto.

En el caso de España, ha resaltado COAG, el importante peso del comercio exterior hace que los sectores cárnicos y ganaderos sean altamente vulnerables a los riesgos sanitarios, ya que la aparición de ciertas enfermedades supondría el cierre de las fronteras para evitar su propagación internacional.