CC.AA. - Aragón


Olona valora la contribución del IPE a la mejora de la ganadería extensiva


Huesca - 2017-10-28 14:56:58
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha valorado hoy la contribución del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) al desarrollo y mejora de la ganadería extensiva, así como al conocimiento del la flora aragonesa.

Olona ha hecho esta afirmación en el acto de celebración del 75 aniversario de la fundación de este organismo, adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Según ha explicado el consejero, los ganaderos aragoneses "reconocen al instituto como un órgano muy próximo a ellos, con el que siempre se han entendido y contado con su ayuda".

Asimismo, ha incidido en el papel fundamental del CSIC en la lucha contra la descontaminación del río Gállego y de su zona de influencia de residuos del pesticida lindano.

"La solución a este grave problema medioambiental pasa por la investigación y el desarrollo", ha manifestado el consejero, quien ha defendido que la "utilidad social" de la labor realizada por los investigadores.

Desde su creación en 1942 como centro de referencia en investigación ecológica y ambiental, el IPE se ha convertido en la institución más antigua en Aragón en su ámbito y en la única dedicada exclusivamente a la investigación en ecología, geomorfología, cambio global e impacto humano en el territorio.

Sus numerosos estudios sobre clima actual y pasado así como sobre conservación y restauración de la naturaleza, resultan "esenciales" para ayudar a la sociedad a desarrollar políticas de gestión sostenible del planeta, según informa el Gobierno aragonés.

La investigación del IPE ha ayudado a entender las relaciones entre recursos naturales disponibles (agua, pastos, suelo) y las actividades humanas en un marco de economía sostenible.

Desde 1990 el Instituto cuenta con sedes en Jaca (Huesca) y Zaragoza, lo que ha permitido impulsar la cooperación con otros centros de investigación nacionales e internacionales, así como con instituciones aragonesas.

Como retos de futuro, el IPE pretende consolidarse a nivel internacional en la investigación científica y contribuir a la definición de políticas de adaptación y mitigación del cambio climático.

Otro reto es la definición de fórmulas que permitan gestionar de manera sostenible los recursos naturales con un equilibrio entre desarrollo socioeconómico y de conservación de la naturaleza.