El 91,31% de la superficie asturiana de la PAC, exenta de la norma de purines


Oviedo - 2018-01-31 19:19:00
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


El 91,31 por ciento de la superficie asturiana que recibe ayudas de la Política Agraria Común (PAC) estará exenta de la nueva normativa de purines, lo que supone 186.582,84 hectáreas y un 96,14 por ciento de las fincas declaradas en la región, ha informado la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez.

En rueda de prensa junto al director general de Ganadería, Ibo Álvarez, la consejera ha explicado que tras la reunión que han mantenido hoy comunidades autónomas con el Fondo Español de Garantía Agrícola (FEGA), el Ejecutivo autonómico ha determinado las exenciones para evitar la aplicación del real decreto del Gobierno sobre purines.

Así, quedarán fuera de la aplicación de este real decreto las superficies con una pendiente media superior al 10 por ciento, las fincas inferiores a 5.000 metros cuadrados, las explotaciones dotadas de una fosa estanca y cubierta cuando la aplicación se lleve a cabo en días en los que la temperatura media sea inferior a los 12 grados y las parcelas en las que se haga un enterramiento posterior en las 24 horas siguientes.

En el caso del estiércol sólido, el cucho, a las excepciones recogidas en el decreto, que obliga al enterramiento posterior, se añadirá el uso de esta técnica para prácticas agrícolas tradicionales.

Así, el 91,3 por ciento de la superficie declarada en Asturias para la PAC queda exenta de cumplimiento de las condiciones del real decreto, lo que supone el 96,14 por ciento de las fincas declaradas, 408.460 parcelas y 186.582,84 hectáreas.

La consejera ha lanzado un mensaje de "tranquilidad", porque no va a haber "grandes modificaciones" en el uso de los purines y del estiércol y ha explicado que las comunidades de la cornisa cantábrica con un sistema productivo similar y orografía parecida han acordado este tipo de excepciones "de forma idéntica".

La Consejería tiene previsto que estas excepciones, que se publicarán en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), estén activas durante toda la vigencia del real decreto y el director general ha apuntado que en 2018 su aplicación va a ser "más flexible" y con el tiempo "habrá que ir adaptándose".