Ganadería - Avicultura


Luz verde ambiental a una granja de gallinas camperas que dará 88.000 huevos/día


Talavera - 2018-02-08 10:40:50
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


La Viceconsejería de Medio Ambiente ha formulado la declaración de impacto ambiental del proyecto "Explotación avícola Dorado SL", situado en el término municipal de Consuegra (Toledo) y que consiste en una granja de gallinas camperas que producirán 88.000 huevos al día.

La resolución de la Viceconsejería de Medio Ambiente, publicada hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha consultado por Efe, especifica que el proyecto prevé la construcción de cuatro naves de alojamiento para gallinas camperas, dos de ellas con capacidad para 25.000 aves cada una y otras dos, con capacidad para 30.000 aves, lo que da un total de 110.000 gallinas camperas.

Cada una de estas naves estarán dotadas con sus correspondientes parques exteriores.

Además, también se prevé la construcción de una nave para pollitas de recría, con capacidad para 30.000 aves y un centro de clasificación, con almacenes, aseos y vestuarios.

Asimismo, las naves donde se alojan las gallinas se dispondrán de equipamientos en varias alturas, donde las aves pueden acceder libremente y donde se encuentran situados los comederos, bebederos y nidales.

Por otro lado, se especifica que el sistema de recogida de huevos se realiza desde cada ponedero debido a la inclinación de 6 grados de la pendiente del suelo, rodando el huevo hasta una cinta que lo transporta al exterior de las naves y todas las naves se conectan con el centro de clasificación, mediante un transportador de huevos.

En el proyecto también se concreta que la distancia de la nave con el núcleo urbano más cercano, que es Consuegra, es de 6 kilómetros y que los requerimientos de consumo de agua ascienden a un total de 29,90 metros cúbicos al día, equivalente a 10.913,5 metros cúbicos al año, para lo que se ha recibido una concesión de aguas subterráneas a la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Por todo ello, la Viceconsejería de Medio Ambiente ha considerado que, si se respetan todas las recomendaciones recogidas en el estudio de impacto ambiental, los efectos positivos del proyecto de granja de gallinas camperas superan a los negativos, ya que no se producen efectos irreversibles, irrecuperables, severos o críticos.

En cambio, descarta la alternativa de instalar una explotación convencional de gallinas en jaulas, que aunque supondría incrementar significativamente el censo para que fuera rentable, conllevaría utilizar más elementos constructivos y más instalaciones y superficie ocupada, con peores condiciones de alojamiento de las gallinas y generación de productos de menor calidad.