Investigado en Ávila por ocasionar la muerte de dieciséis reses


Ávila - 2018-03-01 16:54:34
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


La Guardia Civil ha instruido en Ávila diligencias policiales en calidad de investigada a una persona como supuesta autora de un delito contra la flora, la fauna y los animales domésticos, al haber ocasionado la muerte de dieciséis cabezas de ganado bovino en la localidad de Altamiros (Ávila).

Según ha informado hoy el Instituto Armado, las investigaciones comenzaron el pasado 14 de febrero cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), gracias a la colaboración ciudadana, tuvo conocimiento de la aparición de varias vacas muertas en una explotación ganadera de este pequeño pueblo de apenas 70 habitantes.

En el lugar en el que se encontraban las reses muertas, ya estaban las aves carroñeras comiéndose los cadáveres.

En una primera inspección de la zona, los agentes de la Guardia Civil hallaron cinco vacas adultas y cuatro terneros muertos, iniciando entonces las labores policiales para localizar al propietario del ganado y de la explotación ganadera.

Una vez localizado el dueño, una segunda inspección del terreno junto con dos veterinarios de los Servicios Oficiales de la Junta de Castilla y León en Ávila, concluyó con el descubrimiento de otra vaca y otros seis terneros que podían llevar muertos una semana.

Las reses, según la Guardia Civil, presentaban "claros síntomas de desnutrición", por lo que una vez recibido el informe de los veterinarios oficiales, la Guardia Civil procedió a investigar al titular de la explotación ganadera por "abandonar a los animales con riesgo para su vida o integridad".

Asimismo, el Instituto Armado señala que los animales presentaban un "estado caquéctico -desnutrición extrema-", lo que, unido a las condiciones meteorológicas adversas, provocó la muerte de dieciséis cabezas de ganado bovino.