El presidente Herrera defiende el cooperativismo como alternativa a las macrogranjas en Castilla y León


Valladolid - 2018-03-20 20:02:17
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha defendido hoy que la apuesta de su Gobierno en materia de ganadería se basa en la modernización de las explotaciones y en el fomento del cooperativismo, frente a la proliferación de las denominadas 'macrogranjas'.

Herrera ha contestado así a la pregunta formulada ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León por el portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión (IU-Equo), quien ha pedido un posicionamiento de la Junta contrario a explotaciones como la proyectada de Noviercas (Soria) porque detrás de ellos están grandes empresas que "no tienen corazón", en referencia a las palabras pronunciadas por el presidente hace unas semanas sobre Iberdrola con relación a las térmicas.

Herrera ha afirmado que el de las 'macrogranjas' no es un modelo apoyado por la Junta de Castilla y León, aunque ha avisado de que la iniciativa privada y la libertad de empresa son principios que deben preservarse y ponerse en relación con la seguridad jurídica y medio ambiental que otorga la normativa europea vigente en la actualidad.

El presidente ha destacado que son los funcionarios los que se encargan de hacer cumplir esta normativa. "No es la opinión o parecer del presidente, es el parecer de la ley y la ley la aplican los funcionarios", ha insistido.

Sarrión le ha pedido al presidente que no se apoye en el cumplimiento de la ley, ya que no cuestiona este extremo, sino que se plantee si la proliferación de 'macrogranjas' es una dinámica "buena o mala para la Comunidad", ya que "no todo lo competitivo y moderno es bueno", ha resumido.

El dirigente de IU ha coincidido en la necesidad de fomentar el cooperativismo, pero ha alertado de que detrás de estos proyectos están "grandes multinacionales que no tienen corazón", que en su opinión están provocando que en Castilla y León se genere "más producción pero en menos explotaciones", por lo que "no crean riqueza, sino que concentran la riqueza actualmente existente" en este sector.

"Quien pierde es el pequeño y mediano ganadero, que es quien mantiene la población rural", ha lamentado Sarrión, convencido de que "sin ganaderos no hay futuro en el campo".

En su turno de dúplica, el presidente ha destacado la buena evolución de los datos del cooperativismo agroalimentario en Castilla y León, con unas 1.100 sociedades de este tipo -cuatro de ellas entre las que más facturan de España-, con unos 2.500 millones de euros al año en total y con unos 65.000 socios.