Cantabria ya tiene lista la reforma de la ley para que el lobo se pueda cazar


Santander - 2018-03-28 14:51:17
Valoración:       0 votos.
Archivado en: Ataques Lobo


El Gobierno regional ya tiene lista para llevar al Parlamento de Cantabria la modificación de la Ley de Caza para convertir al lobo en especie cinegética, lo cual permitirá indemnizar los daños que causen estos animales en cualquier lugar de la región.

Así lo ha señalado el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, en la Mesa Regional Agraria, donde ha destacado la "buena acogida" de los sindicatos ganaderos a las novedades introducidas en la orden que regula la campaña de saneamiento en Cantabria, publicada el 27 de febrero en el BOC.

Según ha informado hoy el Gobierno de Cantabria en una nota de prensa, Oria ha subrayado que los representantes de UGAM-COAG y ASAJA, presentes en la reunión, han respondido "muy favorablemente" a la nueva normativa, cuyo principal avance es la introducción de la figura del veterinario de explotación a partir de la campaña de 2019.

El consejero ha incidido en que la incorporación de estos profesionales supone proporcionar a los ganaderos la posibilidad de realizar las campañas mediante la empresa designada por la Consejería o a través del veterinario de explotación.

También ha recordado que, a partir de 2019, "se afrontará el saneamiento ganadero de una manera más integral", ya que la campaña no se restringirá a las enfermedades clásicas de erradicación obligatoria, brucelosis y tuberculosis, sino que se tratará de incluir otras de programas voluntarios que, hasta ahora, se combatían a través de las agrupaciones de defensa sanitaria (ADS) como la neospora, la paratuberculosis o el IBR/DVB.

En la reunión de la Mesa Regional Agraria se ha hecho un repaso también a lo acontecido en 2017 y se han abordado varios asuntos de cara a próximas campañas.

El consejero ha recordado que la nueva orden también trae consigo la posibilidad de indemnizar el cierre de un pasto comunal o la prohibición de aprovechamiento comunal para una cabaña concreta. Estas cuestiones se materializarán en un decreto de ayuda de concesión directa que se encuentra en fase de tramitación.

Otro de los temas tratados ha sido la sequía sufrida el año pasado. Durante el encuentro, se ha dado a conocer un documento remitido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente a raíz de una consulta formal por parte de Oria para la concesión de una ayuda extraordinaria a los efectos de la sequía.

El MAPAMA concluye en su escrito, según ha indicado el Gobierno, que lo que es asegurable no es auxiliable y que, por tanto y para no crear una situación de discriminación entre unos agricultores y ganaderos y otros, no se asignarán más ayudas que las ya establecidas por ese departamento.

En cuanto a la aplicación del bienestar animal en condicionalidad, se ha anunciado la próxima publicación de un decreto por el cual el organismo pagador se reserva más funciones de las actuales en la valoración de los incumplimientos por condicionalidad que tengan que ver con esta materia.

También se ha informado de la nueva organización de las oficinas comarcales de la Consejería y su titular ha explicado que estos centros constituyen una unidad funcional y que por tanto no procede una división del territorio a efectos de atención al público, con lo que cualquier ganadero puede solicitar información a través de cualquiera de ellas.

Además, las solicitudes serán atendidas en una primera instancia por los agentes de apoyo e información designados en cada oficina, en lugar del personal técnico correspondiente.

A lo largo del encuentro, se han tratado otros asuntos como la ley de extinción de la cámara agraria, que ya se encuentra en el Parlamento, el futuro de las ayudas de la PAC o los contratos lácteos.

En la reunión, además de consejero y asociaciones ganaderas, han estado presentes el secretario general, Francisco Gutiérrez; el director general de Ganadería y Desarrollo Rural, Miguel Ángel Cuevas; el director general del Medio Natural, Antonio Lucio, y el director de la ODECA, Fernando Mier.