Agricultura - Cereales


La campaña del maíz comenzará con retraso en Extremadura, según COAG


Badajoz - 2018-08-27 13:40:40
Valoración:       0 votos.
Archivado en:


La campaña del maíz comenzará con retraso este año en Extremadura, debido a las condiciones meteorológicas y arrancará en la segunda mitad de septiembre, según ha señalado a Efe en coordinador de Coag Extremadura, Juan Moreno.

Tradicionalmente la campaña de cosecha de maíz se inicia a finales de agosto, pero este año se retrasará más de tres semanas debido a las lluvias de la pasada primavera, que obligó a los agricultores a esperar para poder sembrar debido a la situación del terreno, como ocurrió con otros cultivos como el tomate.

Por este motivo, Juan Moreno entiende que la campaña del maíz será "irregular", ya que se adentrará más en el otoño, aunque en principio esta circunstancia no debería afectar a la producción, pues a diferencia de otros cultivos como el tomate, al maíz no le afectaría que hubiese lluvias otoñales.

Esas lluvias sí repercutirían en los costes, pues se incrementaría el gasto destinado a secar el producto recolectado.

"No es lo mismo recoger el maíz en los primeros días de septiembre, que estará seco, que hacerlo en octubre o noviembre, donde en el caso de precipitaciones hay que llevarlo a secaderos, con el encarecimiento correspondiente", ha explicado el responsable de Coag Extremadura.

En su opinión, la producción podría situarse en Extremadura en los valores medios de los últimos años, unas 600.000 toneladas (unos 12.000 kilos por hectárea).

Para Juan Moreno, el principal problema en este cultivo se encuentra hoy en los precios, en torno a 180 euros la tonelada, cuando un valor adecuado para el agricultor, acorde a los costes de producción, debería ubicarse en unos 200 euros/tonelada.

Juan Moreno ha recordado que la superficie destinada a maíz ha descendido lenta pero progresivamente en los últimos tiempos en Extremadura, a causa de los precios, pero también a la necesidad de diversificar en más cultivos debido a la cada vez mayor influencia de las condiciones climatológicas adversas.

Aproximadamente el 95 por ciento de la producción extremeña de este cultivo está destinada a alimentación animal.

Publicidad
noticias
+
vistas