Ganadería - Avicultura


Enrique Díaz (Inprovo):Hacer bizcochos caseros ha compensado la caída del huevo en el canal Horeca


Madrid - 2020-05-29 13:00:49
Valoración:       0 votos.
Archivado en: Crisis Coronavirus


El confinamiento en el hogar desde el pasado 14 de marzo disparó la repostería casera -con la elaboración de "bizcochos, torrijas, tartas o pasteles"- hasta el punto de que esta mayor demanda de huevos en el hogar ha compensado la caída de sus ventas a los restaurantes, por el cierre del canal Horeca.

Así lo explica en una entrevista con Efeagro el director de la interprofesional del Huevo y su Productos (Inprovo), Enrique Díaz, quien cifra el repunte en los hogares en el 40 %.

Aun así, hay empresas que destinaban su producción principalmente al canal de la restauración y de la hostelería que sí están sufriendo los efectos de la crisis del coronavirus.



PREGUNTA: ¿Qué efectos perciben tras dos meses y medio de estado de alarma?

RESPUESTA: Se ha producido una distorsión importante entre los canales habituales de consumo por el cierre de restaurantes, hoteles y servicios de restauración colectiva.

La pregunta que nos hacíamos era si el consumo en los hogares podría compensar todo el huevo que iba al canal Horeca, y la respuesta, hasta el momento, es que sí: los bizcochos, las tartas, los pasteles o las torrijas caseras han compensado a los pinchos de tortilla que se elaboraban en los bares.



P: ¿Cuánto ha repuntado esa demanda en el hogar?

R: Ha subido alrededor de un 40 %; según los datos publicados por el Gobierno, el huevo ha sido el alimento de origen animal que más ha crecido durante estos días.

Estas semanas, los españoles han escogido el huevo como parte de una alimentación sana y equilibrada; este tiempo en casa nos ha servido para apreciar todavía más uno de los alimentos más completos, no sólo para alimentarse de forma saludable, sino también para divertirse en familia.


P: A pesar de eso, ¿ha habido perjudicados?

R: Sí, se han producido graves problemas en algunos operadores, principalmente los que tenían el canal Horeca como cliente fundamental; es decir, fabricantes de ovoproductos y algunos operadores especializados en atender restaurantes de proximidad.

El grado de afectación dependerá del tiempo que tarde en llegar la normalización total, por lo que su suerte irá ligada a la vuelta a la normalidad del turismo y del Horeca; se han tramitado varios ERTEs, pero estimamos y deseamos que la mayoría podrán recuperar la actividad de manera paulatina.



P: ¿Cómo se han comportado los precios en origen y destino?

R: El huevo es uno de los alimentos perecederos con el precio más estable en destino, y de hecho durante el último año no ha sufrido prácticamente ninguna variación y ha continuado estable en el estado de alarma.

No ocurre lo mismo con los precios en origen; durante esta crisis hemos distinguido tres fases: en un primer momento, se produjo una fuerte distorsión del mercado, principalmente por el cierre del canal Horeca, con exceso de oferta para algunos operadores y de demanda para otros; el resultado fueron precios estables, tendiendo a la baja, una situación tan dispar que las lonjas no cotizaron durante varias semanas.

A continuación, se reajustó y se estabilizó la oferta con la demanda, y a la vez se normalizó la exportación, por lo que los precios comenzaron a subir ligeramente.

Finalmente, con el inicio de la desescalada, se está produciendo un nuevo reajuste de canales, con la moderación del consumo en hogares, mientras que los bares y restaurantes aún no han empezado a tirar de la demanda; la consecuencia es que empieza a sobrar huevo y, por tanto, los precios están mostrando tendencia a la baja.



P: ¿Cómo analizáis el futuro poscoronavirus para vuestro sector?

R: La única certeza es que vamos a sufrir una crisis económica de características desconocidas hasta ahora, pero por razones de precio y versatilidad el huevo es la proteína de origen animal que mejor resiste las crisis.

Nada volverá a ser igual después de la Covid-19, y nuestro sector se verá inmerso en ese cambio.

Creo que una parte del incremento de consumo en los hogares se consolidará gracias a algunos cambios que han llegado para quedarse, como por ejemplo el teletrabajo; en cuanto al consumo de alimentos en el canal Horeca, tardará un tiempo en volver a las cifras anteriores a la crisis.



P: ¿Qué lecciones deja esta crisis?

R: En este tiempo, hemos comprobado que no podemos prescindir de nuestros ganaderos y agricultores, y crecerá fuertemente el concepto de 'proximidad’ y seguridad; en cuanto al etiquetado, se buscará conocer "quién" produce el alimento.

Respecto a los canales de comercialización, creo que el comercio electrónico y la tienda tradicional saldrán reforzados, mientras que los alimentos "bio" seguirán consolidándose, aunque de forma más lenta debido al precio.

 

Juan Javier Ríos