El Ferial de Ganados de Torrelavega levanta la persiana 'perdiendo' 5,5 millones ·


Torrelavega - 2020-06-08 11:07:14
Valoración:       0 votos.
Archivado en: Crisis Coronavirus


El Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega (Cantabria), uno de los mayores del norte de España, ha retomado esta semana su habitual actividad tras once de cierre por el coronavirus, durante las cuales se han dejado de generar más de 5,5 millones de euros en actividad económica en la ciudad.

La primera feria de la era pos-covid-19 ha resultado especial por los cambios exigidos para su celebración. Uno de los más drásticos, por lo arraigado de la costumbre, ha sido prescindir del tradicional apretón de manos con el que los ganaderos sellan los tratos.

También ha resultado extraña la ausencia del habitual público bullicioso en la balconada superior, ya que sólo pueden acceder al recinto los profesionales, siempre provistos de mascarillas, respetando las distancias de seguridad, usando geles para las manos y con rutas prefijadas para el movimiento de personas.

Se ha puesto fin a 80 días de cierre durante los cuales se han dejado de celebrar once ferias de vacuno, ovino, caprino y equino, además de una "de año", la del 21 de abril, dedicada al equino y conocida como de Santa Marina, lo que supone que por la instalación han dejado de pasar una media de 1.800 animales semanales.

La vuelta ha permitido la formación de los típicos corrillos, donde se fragua la compraventa en medio de la expectación de los curiosos, aunque hoy marcado todo por la incertidumbre de tratantes y ganaderos tras casi tres meses de inactividad, y los precios tirando a la baja de las reses, en especial de los terneros.

El director del Ferial Isaac Bolado, ha destacado a Efeagro que, como era previsible, esta primera feria "no ha sido brillante", ya que solo concurrieron 950 reses, mientra que lo habitual es que haya más de 1.800.

Ha habido además un comportamiento dispar y muy distante al que tenían los mercados del mes de marzo.

No obstante, Bolado ha mostrado su confianza en la paulatina vuelta a la normalidad, lo que permitirá ayudar al sector pecuario a recuperar actividad y lo perdido en estos meses de encierro. Para la ciudad supondrá además reactivar uno de sus más importantes motores económicos.

De los 950 ejemplares puestos hoy a la venta, 67 han sido de vacuno mayor, 399 de vacuno mediano, 463 de vacuno menor, tres de caballar mayor y 18 de caballar menor, sin concurrencia de animales de asnal, ovino y caprino.

De entre toda la oferta, esta semana han destacado dos vacas de primer parto procedentes de Puente Viesgo (Cantabria), de un mismo ganadero, que han partido para tierras asturianas en la cantidad de 1.500 euros cada una.

Esta primera feria también ha registrado una activa presencia de tratantes de Cádiz y, en especial, de Asturias, que se han llevado algunos de los mejores ejemplares.

Pero el sector del vacuno de producción de leche ha registrado en esta primera feria la ausencia de numerosos compradores que, junto a las pocas vacas ofertadas, ha dificultado que algunos tratantes hayan formado lotes más numerosos.

Al final, la feria ha sido para este sector lenta y muy trabajada a la hora de hacer los tratos, aunque se ha podido vender la práctica totalidad de las vacas presentes, en precios levemente por debajo de lo habitual.

A su vez, el vacuno de recría, uno de los mas importantes del Ferial de Torrelavega, ha tenido un comportamiento un tanto extraño ya que no ha tenido un desarrollo ágil, pese a los buenos augurios por la poca presencia de animales.

Mientras tanto, el sector equino se ha mostrado débil con la única presencia de un par de compradores con cierta actividad, que se han quedado con todo el ganado presente para destinarlo al sacrificio.

 

 Javier G. Paradelo