Agricultura  -  Cereales


La cosecha de cereal en Castilla y León de este año alcanza los 8,4 millones de toneladas, lo que supone la segunda mayor cantidad de los últimos 35 años, y bate récord en rendimiento de los cultivos de cebada y trigo, con una producción media de unos 4.600 kilos por hectárea.

ASAJA de Castilla y León considera que hay indicios suficientes que hacen pensar que en en esta Comunidad Autónoma se están pagando precios por el cereal artificialmente bajos y que los mercados obligarán a un reajuste al alza acorde con las cotizaciones europeas e internacionales del mercado de granos. "Lo malo es que si los precios siguen hundidos debido a los acuerdos entre intermediarios para influir en los mercados, cuando repunten una gran parte del cereal de Castilla y León no va a estar ya en manos de los productores".

Aunque los países de Oriente Medio siguen siendo los principales clientes de los forrajes deshidratados españoles en el exterior, las exportaciones españolas a China han ganado protagonismo en las dos últimas campañas. En 2019/20 representaron el 24% del total, según recoge un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Los precios del maíz, del trigo duro y de la cebada subieron durante la última semana, con estabilidad en las cotizaciones del trigo blando, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, ha lamentado que el previsible aumento de la cosecha de cereal de este año en la Comunidad, que ha cifrado en el 51 por ciento, no vaya a tener el mismo reflejo en los precios para los agricultores.

España producirá 25,8 millones de toneladas de cereales en la campaña 2020/21, frente a un consumo de 33,8 millones de toneladas, por lo que deberá importar 7,9 millones de toneladas (aunque de esta cifra deben deducirse las existencias que pueda haber en el mercado a cierre de la campaña actual).


Publicidad
noticias
+
vistas