Agricultura  -  Cereales


Los agricultores de Castilla y León han obtenido este verano 8,5 millones de toneladas de cereal en la cosecha, lo que equivale a un incremento del 48% respecto a la cosecha media de los últimos 5 años (5,75) y se convierte en la segunda más cuantiosa en los últimos 35 años, con un valor estimado con los precios actuales de 1.325 millones de euros.

Los precios mayoristas de los cereales volvieron a registrar descensos generalizados la última semana, a excepción del trigo duro y la cebada de malta, que se comercializaron a los mismos niveles que en la anterior, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

La cosecha de cereal en Castilla y León de este año alcanza los 8,4 millones de toneladas, lo que supone la segunda mayor cantidad de los últimos 35 años, y bate récord en rendimiento de los cultivos de cebada y trigo, con una producción media de unos 4.600 kilos por hectárea.

ASAJA de Castilla y León considera que hay indicios suficientes que hacen pensar que en en esta Comunidad Autónoma se están pagando precios por el cereal artificialmente bajos y que los mercados obligarán a un reajuste al alza acorde con las cotizaciones europeas e internacionales del mercado de granos. "Lo malo es que si los precios siguen hundidos debido a los acuerdos entre intermediarios para influir en los mercados, cuando repunten una gran parte del cereal de Castilla y León no va a estar ya en manos de los productores".

Aunque los países de Oriente Medio siguen siendo los principales clientes de los forrajes deshidratados españoles en el exterior, las exportaciones españolas a China han ganado protagonismo en las dos últimas campañas. En 2019/20 representaron el 24% del total, según recoge un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Los precios del maíz, del trigo duro y de la cebada subieron durante la última semana, con estabilidad en las cotizaciones del trigo blando, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).