CC.AA.  -  Castilla y León


Asaja de Castilla y León ha pedido este lunes que las ayudas vinculadas a las pérdidas por el descenso de consumo de corderos y cabritos anunciadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) se destinen "únicamente" y de manera directa a los ganaderos "y no a operadores que intervienen en la cadena".

La organización agraria UPA ha lamentado este martes que ayer entraran 1.537 lechazos de origen francés con destino a mataderos de Castilla y León, mientras que los productores de la Comunidad no encuentran salida al producto por el cierre hostelero por el coronavirus.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha manifestado este martes 31 de marzo que durante el estado de alarma esta Administración ha tramitado pagos de ayudas de la Política Agraria Común (PAC) de 2019 por importe de 78 millones de euros.

COAG ha advertido que el cierre de los restaurantes está saturando de lechazos las explotaciones ovinas de Castilla y León por lo que pide que se establezcan medidas para ayudar a los ganaderos que también estás sufriendo la crisis del coronavirus.

La Junta de Castilla y León ha transferido de las ayudas directas de 2019 a los agricultores y ganaderos que, por otra parte, verán ampliado de momento el plazo de solicitud para acogerse a la PAC de 2020 hasta el 15 de mayo.

Asaja Castilla y León ha subrayado este lunes, a través de un comunicado, que el sector agrario y ganadero afrontará con "responsabilidad y determinación su compromiso de proporcionar alimentos a la sociedad, aún más esencial cuando el país está inmerso en una crisis sanitaria muy grave".