CC.AA.  -  Castilla y León


Las organizaciones ganaderas y agrarias han protestado este viernes por las calles de Valladolid con una caravana de unos 200 vehículos y cuatro tractores contra la inclusión del lobo en el listado de especies protegidas, y han reclamado que se permita su control cinegético.

El Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (Cesefor) ha colocado 30 dispositivos con GPS y distintos sensores a 27 hembras y 3 machos de un rebaño de unas 1.000 ovejas merinas procedentes de Extremadura, que han realizado la trashumancia en los puertos de Las Pintas y Boiva en las localidades de Salamón y Lois (León).

La biotecnológica española Tebrio prevé la puesta en marcha de una planta de la cría y transformación del insecto Tenebrio Molitor para 2023, en Salamanca, que dará empleo a 4.700 personas y producirá anualmente en torno a 100.000 toneladas, con una facturación estimada de 87 millones de euros.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ve "perfectamente" posible compaginar la protección a la biodiversidad con el apoyo a la ganadería extensiva por lo que ha considerado viable la convivencia del lobo con los animales de producción.

-La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha propuesto abandonar "debates estériles y no distorsionar la realidad" en torno a la figura del lobo y trabajar todos a una en un problema prioritario para el Gobierno, y que cuenta con una alta sensibilidad social.

Castilla y León, una de las comunidades que ha mostrado su rechazo a la prohibición de la caza del lobo, argumenta que de llevarse a cabo se aumentará aún más la "conflictividad" entre los que están a favor de incluirlo en el listado de protección especial y los que abogan por utilizar la actividad cinegética para gestionar su población.


Publicidad
noticias
+
vistas